sábado, 20 de junio de 2015

Luis González Trío CD: Smile




Intérpretes
Luis González: piano y composiciones
Joan Solà-Morales: contrabajo
César Martínez: batería

Títulos
01 – Smile Please 02 – Contigo aprendí 03 – Idó blues 
04 – Minuet in G major 05 – While my guitar gently weeps  
06 – Vignette 07 – Balada mim 08 – Hindemith Vals  
09 – Canción 10 – Tortilla de Camarón 11 – Tacones cercanos 12 – Tito Carral Blues 13 – Claustro


Luis González, en trío,  nos trae su sexto trabajo que lleva por título “Smile”. Grabado en los estudios “The Cove Studios” de Lloret de Mar, Girona, los días 3 y 4 de julio de 2014.

Luis González (Jerez de la Frontera, 1980) comenzó sus estudios de música a los 7 años en el Conservatorio de Girona continuándoles después en el Conservatorio Superior de Música del Liceu de Barcelona. Obtiene el título superior de piano con matrícula de honor (2004), el de solfeo (2003) y el de profesional de composición (2003).  

Después de su etapa clásica, a los 25 años empieza a interesarse por el jazz y decide ampliar sus estudios en éste área en Perpiñán.

Comienza así una intensa carrera como músico de jazz que le lleva a New York donde se codea musicalmente hablando con Bruce Barth, Kevin Hays o George Cooligan.

Este disco lo integran temas de lo más variopinto. Armando Manzanero, Steve Wonder, George Harrison, Bach, Gary Peacock o el propio Luís González son sus autores.

Todos los temas, aunque conceptualmente estén alejados del jazz, son tratados dentro de los cánones jazzísticos y con mucho acierto por cierto.

Los 6 últimos forman parte de una suite improvisada que han dado en llamar “Al Sur Suite”.Quizás sean estos temas los que nos aportan los mejores momentos de jazz del disco y eso es mucho decir, porque el resto de los temas son excelente jazz.
 
El trío, que lleva formado desde 2008, presenta una madurez fuera de toda duda y desde la modestia de este blog, creo que deberían ampliar su radio de acción no sólo dentro de España, si no también más allá de sus fronteras.

Hay un pero y no precisamente achacable a los intérpretes ni a su calidad musical, si no a la grabación. El sonido de los platillos de la batería es demasiado alto entorpeciendo en algunos pasajes la escucha del resto de instrumentos.


Reitero mi felicitación al grupo y nos quedamos esperando su próximo trabajo que seguramente será, al menos, tan interesante como este “Smile”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada