martes, 14 de agosto de 2018

ARTRIO CD: Canciones




Pistas
1.- I Wish I knew How it Would Feel to Be Free 2.- Al Otro Lado del Río 3.- Siempre por Siempre (Always and Forever) 4.- Last Train to Clarksville 5.- Guarde Nos Olhos 6.- Embrujo (Bewitched, Bothered and Belwidered) 7.- El Día que Nací Yo 8.- Black Crow 9.- Después de la Lluvia (After the Rain) 10.- Romero Verde

Intérpretes
Angie Rodríguez, voz                    
Joan Casellas, guitarra eléctrica.
Iván Sáez, saxo barítono.

Grabado el 1 junio de 2014 en el Centro Cultural de Miralcamp (Lleida)
Publicado el 18 junio, 2015


Publicar un disco normalmente lleva mucho trabajo previo, indecisiones, conversaciones, ensayos, actuaciones en directo. Y cuando todo confluye y las cosas parecen encajar es el momento de decidirse y grabar el disco.

Artrio llevaba dos años en esa tesitura, hasta que en 2014 sintieron la necesidad de grabar este disco titulado “Canciones”. 
El trío tiene una composición no muy habitual: voz, guitarra eléctrica y saxo barítono. La voz corre a cargo de ala  sevillana Angie Rodríguez, que inicia en su ciudad natal su carrera artística en el teatro y forma parte de diferentes grupos musicales hasta que en 1992 se traslada a Madrid para después en 2004 hacerlo a Cataluña donde actualmente está afincada.
Ha colaborado con Globomedia en el Club de la Comedia, y en la banda sonora de la obra cincohombres.com. También forma su propia banda de jazz-fusión La Clandestina Jazz Band.

El tarragonés Joan Casellas empieza a tocar la guitarra a los catorce años en bandas de Rock locales. En 1998 se traslada a Barcelona con la intención de profesionalizarse como músico. Estudia en el “Aula de Música Moderna y Jazz de Barcelona” especializándose en los estilos afroamericanos e improvisados como el Jazz, Blues, Funk. En el año 2004 ingresa en el “Conservatori Superior de Música del Liceu” de Barcelona para realizar el grado superior de música, donde se licencia en la especialidad de “Guitarra Jazz”.

Por último el burgalés Iván Sáez Vigalondo, del que hemos traído recientemente dos de sus trabajos  RODRIGUEZ CAPDEVILLA SAEZ  y su nueva formación y proyecto  SEISMIC.

Polifacético y músico inquieto inicia sus estudios en la batería pasando después de forma autodidacta al saxo barítono, para más adelante graduarse en el Conservatorio Superior de Música de Navarra obteniendo el grado superior con el saxo barítono en la especialidad de Jazz. En 1998 decide trasladarse a Madrid en busca de los saxofonistas más reconocidos de la capital de ese momento: Bob Sands y Bobby Martínez. Colabora en la “Big Band Escuela Creativa”, “Pauline en la Playa” y “Culebrijazz”. Realiza grabaciones para “Subterfuge Records” y actuaciones en la principales salas madrileñas. En 2004  es seleccionado para trabajar en el nuevo espectáculo Port Aventura para "Universal Studios".

El disco se inicia con  “I Wish I knew How it Would Feel to Be Free”, un tranquilo tema de Bill Taylor y Dick Dallas.

Continua con “Al otro lado del río” de Jorge Drexler. Canción de raíces flamencas en la que Angie demuestra que lo mismo aborda una balada americana que una canción española.

La tercera canción es un lento tema de Pat Metheny, “Always and forever”, al que Angie a puesto letra.

El cuarto tema es una sorprendente versión del famoso “ Last train to Clarksville”, primer single del grupo  The Monkees.   

El disco sigue con un tema compuesto por el afamado Ivan Lins junto a Victor Martins “Guarde nos olhos” que Angie canta en portugués.

Una personalísima versión  del conocido tema  “Bewitched, Bothered and Belwidered”, rebautizada como “Embrujo” y con letras adaptadas por Augusto Algueró, ocupan el sexto lugar en la lista de temas.

De nuevo un giro de 180 grados y escuchamos “El día que nací yo”, copla que interpretó Imperio Argentina hace unos cuantos años… que Artrio versionea creo que muy acertadamente.

Y ahora, adivinen, una canción de Joni Mitchell , “Black Crow” de su álbum “Hejira”.

Artrio nos devuelve al mundo del jazz más profundo con “After the rain”  de John Coltrane, de nuevo con letras de Angie.

Pone punto y final al CD  una breve versión de la famosa “Romero verde” de Lole y Manuel.

El disco es un continuo ir y venir por estilos de lo más variados en los que Angie brilla especialmente cuando interpreta copla y en las versiones más arriesgadas como puede ser “After the rain” o “Last train to Claksville”.

Joan Casellas a la guitarra eléctrica e  Iván Sáez al saxo barítono, están impecables acompañando a Angie Rodríguez, sin quitar el más mínimo protagonismo a su voz.

Disco interesante que pide ser escuchado una y otra vez.

La Habitación del Jazz

jueves, 9 de agosto de 2018

Jazz en el Museo Guggenheim de Bilbao






21 Martes
JAVIER COLINA 4tet
Ariel Bringuez, Saxo tenor & Soprano
Pablo Gutierrez, Piano
Dani García, Batería
Javier Colina, Contrabajo

22 Miércoles
UFFE MARKUSSEN 4tet
Uffe Markussen, Saxo tenor & Soprano
Joaquin Chacón, Guitarra
Dani García, Batería
Victor Merlo, Bajo

23 Jueves
MOUHANNAD NASSER & ALBERT SANZ "Mediterraníes"
Mouhannad Nasser, Laúd y voz
Albert Sanz, Piano
Masa Kamaguchi, Contrabajo
Sergio Martinez, Percusion

24 Viernes
MARCO MEZQUIDA: Los Sueños de Ravel
Marco Mezquida, Piano
Martín Meléndez, Cello
David Xirgu, Bateria

Horario
23:00h Apertura de puertas
23:15h Concierto
Lugar: Atrio del museo


viernes, 3 de agosto de 2018

Gonzalo del Val with Dave Liebman & Ronan Guilfoyle CD: Standards in Dublin





Títulos
1.- Gingerbread Boy (Jimmy Heath) 2.- Remember (Steve Swallow) 3.- JJ’s (solo batería - G.del Val) 4.- The Song is you (J. Kern – O. Hammerstein II) 5.- Mushi Mushi (Dewey Redman)
6.- Palabras (Marta Valdés) 7.- Redhead (solo batería – G. Del Val) 8.- That Old Feeling (L.Brown – S.Fain)-9.- Summer Night (H.Warren – A.Dubin) 10.- Pannonica (T.Monk) 11.- Chocolates (solo batería – G.del Val) 12.- Theme for Ernie (F.Lacey)

Intérpretes
Dave Liebman, saxo tenor, saxo soprano
Ronan Guilfoyle, bajo
Gonzalo del Val, batería

Grabado en Buckley’s House of Horns Studio, Dublín
Septiembre 30, 2017
Producido por Gonzalo del Val
Publicado el 25 de mayo de 2018
Sello discográfico, Quadrant Records

Gonzalo del Val, baterista de Miranda del Ebro, actualmente viviendo en Dublín, acaba de publicar este disco que hace el quinto como líder en su carrera y que cuenta con más de cuarenta discos como sideman.

En esta ocasión se hace acompañar de dos grandes músicos no españoles. Por un lado Dave Liebman, figura imprescindible en el panorama del jazz actual. Qué se puede añadir a la trayectoria de este saxofonista que desde sus primeros conciertos a los catorce años, inicia su carrera profesional en 1968  formando parte de una banda que incluía, además a Pete La Roca, Steve Swallow y Chick Corea. A partir de ahí, son infinidad los músicos de primera línea con los que han tocado: John Scofield, Joachim Kühn, Daniel Humair, Paolo Fresu, Jon Christensen, Bobo Stenson, John Abercrombie,  Dave Holland, Jack DeJohnette, Pee Wee Ellis, Pat Metheny , Billy Hart, y un larguísimo etcétera.

El segundo acompañante es Ronan Guilfoyle,  educador e intérprete de jazz irlandés, director de jazz en el Newpark Music Centre de Dublín, Irlanda.

El disco lo integran doce temas de los que tres son solos de batería a cargo de Gonzalo del Val, que actúan a modo de puente o introductorios del tema que preceden. 

Los 9 temas restantes son estándares, algunos más conocidos (o más estándares) que otros, de ahí el título del disco. De entre estos, como curiosidad, han incluido un bonito bolero de Marta Valdés titulado “Palabras”.

El protagonismo lo tiene Dave Liebman como es natural por el instrumento que toca y por la categoría del intérprete. Pero ese protagonismo, no sería posible sin la fantástica aportación de Gonzalo del Val a la batería y de Ronan Guilfoyle al bajo eléctrico. 

El primero lleno de imaginación y de swing y el segundo en la misma línea de creatividad y  ritmo. Quien piense que Gonzalo podría haber incluido mejor a un contrabajista acústico  que un bajista eléctrico, solo le pido que escuche el disco. Ronan aborda el bajo como si de un contrabajo se tratara, no echándose en falta este.

El trío recorre los estándares, a su manera, recreándoles, brindándonos  momentos que no podríamos imaginar. 

Liebman aporta al saxo tenor,  y sobre todo el soprano, un sonido limpio, con un lirismo personal y unos registros agudos y sobreagudos fantásticos.

Sin duda uno de los mejores discos  reseñados en La Habitación del Jazz.  
La Habitación del Jazz