lunes, 22 de febrero de 2016

Babel Ruíz CD:" Las manos de mi madre"






Pistas
1.Las manos de mi madre 2. Drume negrita 3. Malaika nakupenda 4. La tarara  5. Bolero pa' tí  6. Berceuse du monde (Canción de cuna del mundo) 7. Meu fado meu (Fado que no es fado) 8. Los que amaron  9. Nem mesmo eu (feat. Leandro Bomfim)

Intérpretes
Babel Ruíz, voz y kalimba sansula
Tino Van ders Man, guitarra española, buzuki y cordófonos orientales,
José San Martín, batería
Juanmi Guzmán, contrabajo
Angel Andrés Muñoz, piano

Invitados
Youssef Chair, darbukas
Leandro Bomfim, voz (9)

Año de publicación: 2016

“Pepita Campos tenía 18 meses cuando fue empujada accidentalmente dejando sus manitas sumergidas en el brasero de picón que calentaba la estancia. Las quemaduras las dejaron deformes para siempre. Los niños de la calle la llamaban "la manca", pero a ella no le importaba, porque  aquellos extraños apéndices superaron todas las limitaciones de su estructura para aprender a valerse por sí mismas; y a los 9 años ya fue contratada como aprendiz en un taller de costura, haciendo de ello su profesión. Así sus manos se convirtieron en un preciado tesoro con el que ella aprendió a expresarse y cuando habla las agita graciosamente, como si quisiera echarlas a volar.
Pepita Campos es mi madre, y sus manos parecen pájaros en el aire.”
Babel Ruiz

Este precioso texto figura en el libreto que acompaña al disco y encierra el espíritu del último trabajo de Babel Ruíz; un homenaje a su madre,y por qué no, a todas las madres. También es un homenaje al amor, correspondido o no, a los valientes y en definitiva, a la buena gente.

Este trabajo sigue la línea argumental de sus tres trabajos anteriores: Vuelvo a África (2012) su primer trabajo discográfico como solista; Songs from the Hard & trumpet Jazz factory (2013) y Numberland (2013) del que La Habitación del Jazz publicó una reseña Numberland.Babel Ruíz

Los temas elegidos, así como los músicos que la acompañan, son un ejemplo de lo multicultural, aspecto defendido por esta mujer que, tengo la sensación, que hace lo que realmente le gusta, lejos de convencionalismos y exigencias discográficas, que normalmente buscan efectos económicos al margen de la calidad.

Esta ceutí de origen, transmite emociones con una facilidad innata y fusiona como pocos, la música popular, en un sentido amplio, con el jazz.

Su técnica vocal, basada en el canto lírico, se funde con la técnica del canto marroquí, la técnica jazzística y el scat, que maneja de forma notable.

Los músicos desempeñan su papel a la perfección y contribuyen, junto a Babel, a que este disco sea una delicia escucharlo.

Muy bonita y personal la presentación del disco, cosa de agradecer y no secundaria.

La Habitación del Jazz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada