viernes, 5 de marzo de 2021

Libro: ROCK EN ESPAÑOL Autor: Hernán Panessi




Título: Rock en español

Autor: Hernán Panessi

Editorial: Ma Non Troppo (Redbook Ediciones)   y Ediciones Continente

Número de páginas: 304

Idioma: Español

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 978-84-122311-9-9

Fecha de lanzamiento: 14 de enero de 2021

 

Hernán Panessi nació en Lanús, Buenos Aires (Argentina) en 1986.Es licenciado en Periodismo y en Relaciones Públicas por la Universidad John F. Kennedy. Escribe en multitud de publicaciones (Info Techonology, THC, Lento, Suple No de Página/12, El Planteo, El Planeta Urbano, La Diaria) y ha colaborado con muchas otras. Ha publicado en medios de Uruguay, Chile, Colombia, EEUU, Perú, México y España. Es autor de los libros “Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X” (Ed. Cuarto Menguante), “Periodismo Pop” (Ed. Bigote Falso) y “Una puerta que se abre” (Ed. Noviembre). Su actividad se centra sobre todo en múisca, tecnología, cine, tendencias, gastronomía y cultura joven.

Este libro trata de recoger la obra de los mejores artistas del rock iberoamericano, desde las primeras bandas hasta los más actuales, todos ellos con un común denominador, el español como lengua. En el libro están presentes más de 140 grupos de 15 países diferentes. Grupos que crearon un estilo propio, sin necesidad de copiar tendencias extranjeras. Que incorporaron lo mejor de otros grupos extranjeros, incluso de otros estilos musicales como el jazz, el pop, el blues o incluso el tango y el folclore español.

La publicación aporta gran cantidad de datos elaborados durante los 15 años que lleva dedicándose a investigar el autor. En año y medio de obsesiva investigación plasmó todo lo que en el libro se detalla.

En su interior refleja lo que el rock ha significado en cada país, en cada momento histórico, pues el rock es más que un movimiento musical, es un movimiento social. También muestra la importancia de la mujer en el rock desde sus inicios, algo inusual en otras actividades de la vida en esos años sesenta.

Otro aspecto destacado es la convivencia del rock con las dictaduras, la liberación una vez desaparecidas, la movida madrileña, rebautizada como La Movida cuando se incorporó a otras latitudes.

El autor incluye fotos, muchas de ellas inéditas. Es un libro de consulta o para leérselo de un tirón.

Sólo un pero, se echa de menos a más de un grupo español que fueron muy importantes en su época.

Sin duda es un libro divertido  que interesará, no sólo a los melómanos, sino también a aquellos que se quieran iniciar en este mundo del rock.

 

La Habitación del Jazz

 


miércoles, 3 de marzo de 2021

LEON LEE DORSEY CD: Thank You Mr. Mabern

 


Pistas

1.Rankin’ and Scrapin’ 2. Simone 3. Bye Bye Blackbird  4. Summertime 5. I’m Walkin  6.Softly As A Morning Sunrise 7.Misty  8.Moment’s Notice

Intérpretes

Leon Lee Dorsey – contrabajo

Harold Mabern – piano

Mike Clark – batería

Sello discográfico: Jazzavenue 1 Records

Grabado 2 de julio de 2019 en el Manhattan Sky Studios

Publicado el 20 de enero de 2021

El bajista, compositor, arreglista y productor Leon Lee Dorsey  debutó en septiembre de 1999 en el Lincoln Center. Completando su Doctorado en Contrabajo Clásico con el distinguido Ron Carter en el Grad Center de City University of New York, Dorsey tiene Maestrías de la Universidad de Wisconsin y Manhattan School of Music y dos Licenciaturas en Música de Oberlin College. Ha tocado con  Dizzy Gillespie, Wynton Marsalis, John Lewis, Kenny Clarke, Jon Hendricks, Gloria Lynn, Harry "Sweets" Edison, Dorothy Donegan, Stanley Turrentine, Cassandra Wilson, George Benson, Ellis Marsalis, Lionel Hampton, Neena Freelon, Freddie Hubbard, Dakota Staton, Art Blakey  y muchos otros artistas de jazz. Además ha actuado con Frank Sinatra  en el Carnegie Hall, en la Casa Blanca bajo los presidentes Reagan y Clinton y con Joe Williams y la diva de la ópera Marilyn Horne.

Aunque Dorsey abarca muchos estilos musicales, podríamos decir que el jazz ocupa el primer lugar el primer lugar entre sus preferencias. Según él mismo ha declarado: "Jazz requiere el más alto nivel de conocimiento, estudio y formación en todos los ámbitos". Manteniendo sus convicciones, Dorsey dice que se lo debe todo a Dios.

“Thank You, Mr. Mabern!” está grabado sólo dos meses antes del fallecimiento el 17 de septiembre de 2019 (83 años) del pianista y compositor de Memphis, Harold Mabern. Así pues, esta es la grabación póstuma de este fantástico músico.

Este disco es una despedida personal de Dorsey de Mabern y se hace eco de los sentimientos de los seguidores del jazz en todo el mundo por los prolíficos 60 años de Mabern dedicados a la música.

Mabern aparece en el disco en plena forma y toca junto a Dorsey en el contrabajo y el ex baterista de Headhunters, Mike Clark, un baterista veterano que proporciona una base sólida y rítmica en esta grabación

Dorsey había trabajado con Mabern en el octeto de George Coleman e hicieron juntos algunos conciertos en cuarteto pero nunca había grabado con él. En cambio, con Clark, ya había producido una serie de grabaciones en trío.

Dorsey explica cómo fue la conexión entre Mike Clark y Harold Mabern: “Mike tiene su propio estatus legendario al ser del Área de la Bahía y tocar con Herbie Hancock, pero también tocó con muchos grandes artistas de blues y R&B en su carrera. Él y Harold tenían mucho en común y se enamoraron el uno del otro en la sesión. Harold entró tocando como un chico de 21 años. Estaba encendido, Mike lo alimentó.” Dice Dorsey “Tenía todo planeado en el lado de la producción con mi lista de melodías y notas en cada una. Pero realmente quería que Harold entrara, que se lo pasara bien y no tuviera que pensar en nada. Sin lectura, sin nada. Simplemente acertamos, fue una experiencia tremenda. Siento que obtuve lo mejor de estas dos leyendas en esta sesión”.

El disco consta de nueve temas de compositores de primera línea. El disco comienza con "Rakin’ and Scrapin ’" del propio Mabern, un tema característico de este músico donde demuestra su dominio del ritmo y de ambas manos al piano. Clark y Dorsey dan la justa réplica al piano del maestro.

En “Simone” tema de Frank Foster, Mabern suena más sofisticado. Clark swinginea   con gusto y Dorsey ejecuta un solo demostrativo de su capacidad de improvisación.

El ambiente gira 180 grados con  "Bye Bye Blackbird", de Ray Henderson, de la que hacen una versión alegre y desenfadada donde Dorsey lleva la voz cantante, con el apoyo de Mabern al piano, que retoma el tema acompañado del resto del grupo.

La versión de "Watermelon Man" que realizan es curiosa y, aunque no se aleja del original, si tiene un sabor diferente. En cualquier caso un  buen sabor.

Lo mismo podíamos decir de la versión de “Summertime” de Gershwin, alejada del dramatismo y emotividad que rodea a esta canción. Dorsey realiza un creativo solo de bajo y Clark otro de batería que eleva la intensidad de la interpretación. Mabern mantiene la melodía con un gran sentido del swing.  

El sexto tema del disco es una alegre versión del "I'm Walkin’ "de Fats Domino en la que  Clark mantiene el ritmo apropiado mientras Mabern nos deleita con ese ritmo tan propio de él y Dorsey manteniendo el tipo con el contrabajo sin decaer un solo momento.

“Softly As In a Morning Sunrise” de Hammerstein II y Romberg es atacada de nuevo a buen ritmo, gracias al pulso de Dorsey, sin olvidar a Clark y por supuesto el piano de Mabern que vuelve una vez más a demostrarnos su saber hacer.

“Misty”, esta maravillosa composición de Errol Garner,  se inicia con un largo solo de Dorsey que abre el camino para que Mabern retome la melodía que de forma original nos transporta a un mundo de ensoñación y sofisticación pasando el testigo a Dorsey que termina la canción con otro excelente solo.

El álbum termina con "Moment’s Notice" de John Coltrane, al que Clark le dota de un acelerado ritmo con un Dorsey que no quiere quedarse atrás y lo mismo podemos decir de un Mabern lleno de energía.

El disco es un claro ejemplo de jazz, soul, blues y swing trasladado a canciones del “Great American Songbook” todo ello regado con el ritmo de Clark a la batería, la pulsación de Dorsey y la habilidad, energía y sentido del humor que caracterizó al maestro Mabern.


La Habitación del Jazz

 

lunes, 1 de marzo de 2021

HAILEY BRINNEL CD: I'm Forever Blowing Bubbles

 

Pistas

1.Orange Colored Sky 2. I'm Forever Blowing Bubbles 3. Give Me The Simple Life 4.Stardust 5. Easy to Love 6. What's The Use of Getting Sober 7. You Go to My Head 8. Show Me The Way to Go Home


Intérpretes

Hailey Brinnel - voz, trombón

Andrew Carson - trompeta (2,5,8)

Sam Bishoff - clarinete (2,8)

Dariel Peniazek - guitarra (7)

Silas Irvine – piano

Joe Plowman – contrabajo

Dan Monaghan -  batería

 

Sello discográfico: Next Level (Outside in Music)

Pistas 1,2,4 y 6 grabadas en Sherrie Maricle’s venue “Drummers”

Pistas 3,5,7 y 8 grabadas en Turtle Studios

Fecha de publicación: 5 de marzo de 2021

Hailey Brinnel es trombonista, vocalista y educadora con sede en Filadelfia. A la edad de 12 años comenzó a actuar en Nueva Inglaterra con su padre Dave Brinnel. Ha actuado, tocado o grabado junto a  Ingrid Jensen, Anat Cohen, Pell, Charles Neville, la Temple University Jazz Band dirigida por Terell Stafford, Ken Peplowski, Jimmy Heath, Ann Hampton Callaway, Jon Faddis, Luis Bonilla, Wycliffe Gordon y René Marie.

Brinnel actualmente lidera múltiples grupos que van desde el trío hasta el sexteto, que colectivamente se enfocan en traer de vuelta viejos favoritos olvidados del jazz de principios del siglo XX a través de sus arreglos originales. Además, regularmente toca como acompañante en una variedad de grupos y géneros. Es educadora instrumental y vocal; actualmente es profesora de la Universidad de las Artes en Filadelfia.

 

"I'm Forever Blowing Bubbles" es su debut como líder de banda. El disco contiene ocho temas, sabiamente elegidos,  a los que Brinnel ha realizado los arreglos. Algunos son verdaderos estándares, otros algo menos conocidos, pero no por ello dejan de ser estupendos. Algunos  ligados a la memoria de sus padres como el que abre el disco, titulado “Orange Colored Sky”, tema de sabor agridulce, que interpreta con pasión y elegancia.

Brinnel sabe matizar su voz según el contexto de la canción.  En  “I’m Forever Blowing Bubbles" empieza a ritmo lento, inocente  y melancólico  para luego, a mitad de la canción, despertar y llevarnos de marcha por las calles de Nueva Orleans, a lo que contribuyen la trompeta de  Carson y el clarinete de Bishoff. Finalmente acuna la canción y termina.

También nos brinda un dúo precioso con el contrabajo de Plowman en  "Give Me The Simple Life", una conversación que transcurre por momentos sensuales. Esta pista es una delicia.

En "Stardust", Brinnel demuestra su valía vocal y nos deleita con una versión mágica con su voz al principio apoyada sólo por el piano. Qué magnífica interpretación vocal. Cuando toma el  trombón acentúa, aún más si cabe, el carácter romántico y emotivo de esta composición de Hoagy Carmichael. Es la pista de mayor duración del disco. Se recrea en este tema, es como si se encontrara cómoda sumergiéndose en esta bella melodía. Quizás la pista que más me ha gustado del disco.

Brinnel sabe ponerse marchosa e interpretar de forma trepidante y divertida, como nos lo demuestra en "Easy To Love" de Cole Porter. Potente el contrabajo de Plowman y la juguetona trompeta de Carson que dialoga con la voz de Brinnel que hace un buen scat y Monaghan un buen solo de batería. Al transformar esta balada en algo vivo y rítmico, Brinnel consigue los efectos deseados: “Quería transmitir una historia de amor más emocionante y permitir que mi audiencia compartiera la alegría pura que siento al intercambiar solos con el trompetista de Filadelfia Carson”.

Brinnel está divertida, deliciosa y pícara  en "What’s The Use of Getting Sober”."Amo mi whisky y amo mi ginebra / Cada vez que me ves, estoy en mi pecado / Entonces, ¿de qué sirve estar sobrio / Si te vas a emborrachar de nuevo". Al trombón nos hace caminar  como si una embriaguez “controlada” nos embargara. Irvine al piano,  Plowman  con el contrabajo y Monaghan a la batería, como el buen café, en su punto. Gran tema

En "You Go To My Head"  se une con la guitarra un acertadísimo Peniazek  que acompaña a Brinnel como si de una segunda voz se tratara. Este precioso tema, que derrite las meninges de cualquier humano, es interpretado de forma hermosa y romántica. Qué delicia.

El álbum concluye con "Show Me The Way To Go Home". Brinnel hace una interpretación absolutamente maravillosa, que adquiere sabor a Nueva Orleans una vez que entran los vientos y Monaghan apunta un ritmo tipo marcha callejera. Es como si estuviéramos en un bar de Nueva Orleans.

El sonido de Brinnel, es puro y conmovedor y como ella misma dice: "Quiero que mi audiencia pueda sentir la misma sensación de alegría y calidez que yo cuando escucho esta colección particular de canciones"

La Habitación del Jazz

 

domingo, 28 de febrero de 2021

SEAN CLAPIS CD: Songs From Home

 


 

Pistas

1. Sophisticated Lady 2. Yesterdays 3. Embraceable You  4. Born to Be Blue 5. Pure Imagination 6. Smile 7. My Ideal 8. Get Out of Town 9. Darn That Dream 10. Shiny Stockings 11. I Fall in Love too Easily

Intérpretes

Sean Clapis – voz, guitarra eléctrica

 

Grabado en septiembre de 2020 en Piccolo Recording Studios,  Torrelodones, Madrid, España

Fecha de lanzamiento: enero de 2020

 

Sean Clapis (Hartford, Connecticut) compositor, educador y director de orquesta, comenzó a estudiar guitarra jazz en la Academy of the Performing Arts High School en su ciudad natal y en el colectivo Artist's, fundado por Jackie McLean, bajo la tutela de importantes figuras del jazz como Paul Brown y Jimmy Greene.

Obtuvo su licenciatura en música en la prestigiosa Hartt School of Music de la Universidad de Hartford. Se graduó en 2009 formándose con maestros como Rene McLean, Rich Goldstein, Steve Davis, Andy LaVerne, Joe Diorio y muchos otros. Durante los dos años siguientes, enseñó teoría de la guitarra y el jazz en la Academia mientras actuaba con frecuencia en la escena musical local.  En 2011 se mudó a Brooklyn, donde comenzó a actuar con Carte Blanche, un conjunto de jazz que interpretaba música de los años 20 y 30. También ha actuado con el grupo de rock español Tulsa, así como con New Soil Band de Alan Palmer.

Liderando sus propios proyectos, además de ser un acompañante frecuente, ha actuado extensamente en los Estados Unidos e internacionalmente en clubes, salas de espectáculos y festivales

A lo largo de su carrera ha grabado varios discos como líder y como acompañante. El disco que nos presenta en esta ocasión se titula “Songs From Home” donde recoge once estándares del que se ha dado en llamar “Great American Songbook”, muy conocidos y de gran belleza. A diferencia de otros trabajos suyos en formato cuarteto, en esta ocasión Clapis se presenta solo, con el único acompañamiento de la guitarra eléctrica y su voz.

El título del disco es totalmente representativo de lo que vamos a encontrar dentro. Imagínense una reunión de amigos o familiares en la que, tras la cena, uno de los asistentes le pide a Clapis que amenice la velada con una serie de canciones. Dicho y hecho. Clapis toma la guitarra y comienza a cantar estándares de jazz bajo la atenta mirada y reflexiva escucha de los invitados.

Al principio, el disco pudiera parecer que no está bien grabado, al escucharse la voz como en otro plano al de la guitarra. Pero es que esa es la intención, que suene como si estuviera cantando junto a ti, en tu habitación. Y lo han logrado.

Clapis canta a su tierra natal, su ciudad, sus habitantes, sus recuerdos sus tradiciones desde una visión de quietud y calma espiritual, y eso es algo que todos sentimos o, al menos, anhelamos.

Clapis no es un cantante al uso. No posee una voz potente, si me apuran, no es un buen cantante pero ¿Chet Baker cantaba bien? En realidad las facultades de Clapis como cantante no son importantes. Canta desde el interior, desde lo más íntimo de sí mismo. Su voz es cercana, se hace querer porque lo que nos transmite es parte de nosotros mismos. El resultado es un conjunto de melódicas canciones que al interpretarlas Clapis crean un ambiente entrañable, familiar, nostálgico, de una gran sensibilidad incluso conmovedor. Por supuesto la interpretación a la guitarra es excelente.

Un disco que no te cansas de escuchar.

La habitación del Jazz